lunes, 16 de agosto de 2010

¿Esto es tuyo? ... no, no trabajo en la C.I.A.

Es increíble el poco cuidado que la gente tiene con su información y las cosas que publica en Internet.

El otro día me bajé del ómnibus y encontré una cédula de identidad, seguramente se le habría caído al descender del ómnibus.

Me decidí a realizar una buena acción y me la llevé a mi trabajo para tratar de ubicar a la dueña (una dama de casi 18 años)

Facebook, Google y luego de 10 minutos y 3 o 4 páginas sin datos correctos, conseguí información sobre actividades de cultura asociada a liceos (tenía toda la pinta de estar bien rumbeado)

Dos pantallas más y BINGO! Nombre de la muchacha y un celular (¿?). Había una chance concreta de verificar si había encontrado a la persona correcta.



Llamada y más allá de los nervios de ella por no entender quien era yo, llegamos a la conclusión de que había encontrado a la dueña de la cédula.

Arreglamos e hice la entrega.

Si bien la tecnología ha permitido devolver una cédula de identidad, cosa imposible hasta hace unos años, también habla de lo fácil que es ubicar a alguien simplemente con el nombre.

Creo que es evidente lo peligroso que es esto en materia de seguridad.

Tenemos que darnos cuenta de que esta nueva herramienta de la Internet puede ser muy peligrosa y que:



DEBEMOS RESGUARDAR LA INFORMACIÓN DE NUESTROS SERES QUERIDOS.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Y como estaba la chica ? igual que en la foto ?

antes de hablar con ella, coincidian sus fotos web con la del documento ?

Raúl dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo contigo. Mas allá de que alguien pueda parecer algo paranoico, lo cierto es que cuando se trata de gente tan jóvenes, debería haber otra conciencia y otros cuidados.
Al respecto les recomiendo las columnas de seguridad informática en el programa NO TOQUEN NADA (Océano FM).
Si entran acá, tienen un link al final de la página http://www.oceanofm.com/2010/index.php?option=com_content&view=category&layout=blog&id=29&Itemid=57