sábado, 26 de junio de 2010

Los hombres no lloran! ... ¿no?

Jeje, cuantas personas dicen estas cosas y la verdad ... que equivocados que están!!
Hoy esta selección de compatriotas ha logrado hacerme llorar y de que forma!!



No se si seré original, pero hoy el fútbol, un "simple" deporte, es el motor que hace surgir muestras de patriotismo y de amor a nuestra bandera; gracias a Dios no tenemos conflictos bélicos que nos hagan surgir estos sentimientos.

En esta semana que pasó mi hija de 3 años, con banderas de nuestro país en todos los supermercados, en la calle, en su propio jardín, le hizo preguntarse que era eso.
Ahí surgió la posibilidad de explicarle que vivimos en un país llamado Uruguay, que esa tela blanca y celeste con un sol amarillo, es una representación del lugar donde vivimos.



Se asustó mucho al verme desaforado gritando el segundo gol!!, pero 10 segundos después cuando me veía llorar de alegría y le decía "gol de Uruguay!!", le cambió la carita y pudo ver que era algo bueno que estaba pasando.

Y ahora entrando un poquito más en temas futbolísticos, puedo decir con orgullo que yo soy el hincha número 1 del estimadísimo Luis Suárez, en los partidos anteriores que pude ver con todos mis compañeros de trabajo, se empecinaron en pelearse conmigo (un poco en broma y un poco en serio). Y hoy este muchacho tan criticado (por más que ha hecho montones de goles en la eliminatoria) se ha recibido de ídolo. Grande Luisito!!




Y una mención especial a un fenómeno de este equipo, un tipo que más allá de machismos tontos, se puede decir sin dudas: "pahh, que coraje papá!!!! (por no decir otras cosas (asociadas a ciertas partes del cuerpo) que creo que todos pensamos)


DIEGO PEREZ (UN LEON CELESTE)


Sacada con mi camarita apuntando a mi tele!

1 comentario:

Raúl dijo...

Qué decir Andrew?
La verdad es que mi enano (que como bien sabés tiene 8), no entiende mucho el tema del fútbol. Como ni su madre ni yo, somos fanáticos, no fue "embuído" en esa cultura. Tanto es así que hasta no hace mucho, no sabía responder a la pregunta "de qué cuadro sos?". El sábado iniciamos nuestras vacaciones de invierno, en mi cama, mirando juntos el partido mientras desayunábamos (el café con leche, yo mate)... QUEDÓ MUDO MIRÁNDOME, CUANDO VIO QUE SALTÉ DE LA CAMA (mi condición atlética es un oxímoron)... o sea, él estaba feliz con su camiseta celeste y su bandera reciéntemente obsequiada, pero no comprendía verme en esa euforia.
Yo le decía "gritá" (algo que suelo prohibirle dentro de casa) y él supondría "si grito me mata".
Fue tragicómico.
Y tenés razón, este botija fue mal criticado y está demostrando que es un capo. El ruso... es un fuera de serie. Los coreanos no entendían: el mismo tipo que quince segundos atrás estaba en su área, ahora cerraba un avance.
Pero sabés qué Andrew? rescato la calma a la hora de celebrar. Eso de respetar a los rivales. Eso engrandece la gesta. Creo que se está queriendo entender, que un triunfo es más loable si el oponente tiene una talla respetable. Y ese puede ser un buen camino para empezar a corregir conductas fuera de la cancha, que se nos estuvieron saliendo de cauce.
Ojalá no me equivoque.
Un abrazo celeste loquito, y nos encontraremos en 18 o en un boliche a tomar una rubia y sufrir como solo los yoruguas sabemos.