jueves, 13 de mayo de 2010

Una caída no es tropezon

Creo que a todos nos ha pasado en nuestra vida el haber sido protagonista de alguna caída callejera, en el club deportivo, en la playa o hasta en nuestros trabajos. De hecho en lo personal he tenido varias, pero este relato se basa en una caida absolutamente "fresquita".

El domingo pasado acudí a realizar algunas compras en el hipermercado Geant, al salir mi equipaje era:

a) 5 bolsas del super, peso aproximado 10 kg, incluyendo una lata de champiñones Leader Price (es preocupante que unos champiñones que cuestan habitualmente 50 mangos, tengan esta opción de 20 y pico de pesos ... no quiero saber que estoy comiendo)

b) Mochila absolutamente llena, incluyendo regalo para el día de la madre (el contrato de confidencialidad me impide dar más detalles al respecto), ropas varias, mate y termo (vacíos ambos)

Al salir del supermercado procedo a mirar hacia la parada de ómnibus (saliendo hacia la izquierda) y veo a la distancia un ómnibus de Raincoop. Inmediatamente entendí que sino me apuraba, iba a tener que esperar al siguiente.

Comencé a tomar velocidad (con lo que me cuesta actualmente esto) y luego de unos 4 segundos logré acceder al 90% de mi velocidad máxima (que lógicamente no es mucha ¿verdad?)

Sin embargo algún arquitecto hijo de mala madre, decidió colocar un cordoncito (escalón) en el medio de la callecita que conduce al estacionamiento de coches.

Con mi vista fija en el ómnibus no logré detectar esa pequeña elevación hasta que el dedo gordo de mi pie derecho se encargó de informármelo, y eso al impactar violentamente (y mucho!!) contra el sólido cemento.

Luego de realizar 3 rapidísimos pasitos en 0.02 segundos (apenas rozando con las puntitas de los pies sobre el suelo), elevé mi cuerpo cual paloma que emprende su vuelo.

Impacté con mi rodilla derecha sobre el piso, luego mi mano izquierda la cual cayo en su totalidad sobre 96 ravioles de verdura (que estaban en oferta) y finalmente mi torso, el cual se apoyo "tiernamente" sobre la lata de champiñones (la cual me dejó la marca de un balazo debajo de mi pezón derecho)

En ese momento, como en todas las caidas en lugares públicos, automáticamente se disparan 3 roles básicos, los cuales son imposibles de evitar.

a) Los seres humanos que se encuentran a MENOS de 10 metros del accidentado, TIENEN LA OBLIGACION DE ACERCARSE E INTENTAR AYUDAR.

b) Los seres humanos que se encuentran a MAS de 10 metros del accidentado, TIENEN LA OBLIGACION DE MATARSE DE RISA, APUNTAR Y HACER SENTIR MAL al accidentado.

c) El ser humano accidentado, tiene la obligación de: (y genero una subcategoría)

1) Verificar rápidamente que no haya fracturas evidentes, o sea que no se detecta un hueso externo o un dolor extremo que impida el más mínimo movimiento.
2) No mirar nunca para atrás o en caso de tener que hacerlo debido a que algún elemento quedó caído detrás de nuestro cuerpo, usar algún chascarrillo del tipo "foulll!!"
3) Levantarse y seguir caminando SIN RENGUEAR o MIRARSE LAS MANITOS, (no importa si duele más que trompada en los dientes), durante no menos 50 metros. O sea que hay que aguantar el dolor a como de lugar!

Mi parte (la 3a) la realicé perfectamente !!

Llegué a subir al ómnibus absolutamente hecho carozo, el guarda me apuró a subir hablándome de mala manera. Esto casi lo hace acreedor de una hermosa trompada gratuita (lógicamente que con la mano derecha).
Me senté y durante 10 minutos procedí a "lamerme" las heridas (evitando que nadie me viera por supuesto)

Bueno, en definitiva:
a) habré ahorrado $200 con las ofertas del Geant, pero ya llevo gastados $355 entre ticket para el traumatólogo y placa de rayos.

b) Hete aquí la prueba final de esta desafortunada tarde de compras.




Está editado con fotoshop para que se vea un poco más claro, la forma normal es la de la izquierda donde ambos huesos están separados, a la derecha está mi pie como está actualmente, donde los huesitos se tocan y por eso la molestia que tengo.

c) El regalo del día de la madre sufrió algunos daños bastante severos, increíblemente antes de ser abierto y entregado.

d) Los 96 ravioles se convirtieron en un único "raviolon" enorme que comimos en la noche. (Es la primera vez desde que era niño que como ravioles con cuchillo y tenedor)

e) Para los que dicen que lo más peligroso de los hipermercados es que tu señora vaya sola con la tarjeta de crédito ... acá ven que no!!!!!

9 comentarios:

MCeci dijo...

Poooobre....
Sin dudas que esto confirma el pensamiento que tube siempre, ir al super es un deporte muy extremo!!!

No te voy a negar que me rei... tu relato la rompe

Espero que te mejores pronto y sigas escribiendo... a ver si es mas seguido ;)

Beso

Alvarito dijo...

Nuuu, ja, que garrón.

Te faltó aclarar que los que están en la categoría "Menos de 10 metros", a la brevedad pasan a estar en la categoría "Más de 10 metros", con todos los beneficios que este conlleva [Descostillarse de la risa] sumandole el hecho de haberlo presenciado en primera fila, creo que esos son los más jodidos, pero ta, los salva el hecho de haber ayudado.

Al menos, como estaban los ravioles? y los hongos de procedencia dudosa? jeje.

Mi frase de cabecera parecerá inoportuna, pero... que no decaiga!
Saludos! Larri

Ariel Romero dijo...

jajajajaj

te hiciste mie*** andrew! jajaj

que te mejores del dedo ese ;)

sin duda yo estaria a mas de 10 metros! :S

Giovanna Brito dijo...

Cuñado.....que ENVIDIA...los raviolis por supuesto.....Bueno lunes vas a estar en la Española?? Ahora DOS ROTOS ...Mejoras

La impuntual... dijo...

Es increíble la cantidad de lugares que duelen luego de una caída, algunos dolores producto del golpe y otro de todos los movimientos bruscos que se hicieron para evitar caer.
Si bien el texto está espectacular, se sabe que fue un episodio doloroso.
Que te mejores, saludos.

ALE. dijo...

JAJAJAJA!!!!!! POR DIOSS COMO ME REI! Y NO TE CREAS Q DE LA CAÍDA SINO PRODUCTO DE MI IMAGINACION TRATANDO DE VERTE CORRIENDO Y TOMANDO VELOCIDAD... JAJAJAJA!!! Y CAYENDO SOBRE LOS RAVIOLES JUUUAAAAA!!!!!! MORTAL! ME HICISTE REIR MUUCHOOO! CURATE!!!!!! TE MANDO UN BESO!

Andrés Rodriguez (ElAndrew) dijo...

Inicialmente muchas gracias a todos por pasar y dar su aporte al blog.

MCeci - Me alegra que te hayas reido, esa es la idea. En cuanto a escribir más o menos basicamente depende de eventos "anormales" que me sucedan en la diaria. Digamos que sin una buena motivación, el engranaje cerebral no arranca.

Ariel y Alvaro - El tema de los 10 metros como Tope para ayudar o reirse es el límite "politicamente correcto", sin embargo siempre hay desubicados que no logran evitar la carcajada a pocos metros del accidente (que se la banquen, si el accidentado se levanta y les llena la cara de dedos)

Gio - Gracias por pasar, espero que hayas entendido todo sin traducción jejeje

La Impuntual - espero que tu comentario no haya sido debido a muchas experiencias sobre el tema.

Ale - Se que algunas cosas te sacan la sonrisa actualmente, asi que me alegra pila haberte dado una alegría.

Salu2 para todos !!

Anónimo dijo...

Estimado, felicitacion es por la columna, mas no asi por la caida. Tan buena y al nivel de las de Darwin. En todo caso, confirma lo que muchas veces he dicho, la gente cruza medio Montevideo por ahorrar 50 pesos, pero no toma en cuenta lo que gasta de omnibus, tiempo perdido, compra cosas que en situaciones normales no habria gastado ni un prostituto peso en esa porqueria o tiene accidentes como el tuyo.

Andrés Rodriguez (ElAndrew) dijo...

Bueno, muchas gracias por elevar mi intento humorístico al nivel del maestro Darwin, pero creo que es un halago exagerado.

Lo que me hubiera mucho gustado una firma en el comentario, de esta manera podría saber quien me acompaña en este intento de contar mi vida con una determinada gracia.

Salu2