jueves, 5 de febrero de 2009

No cabo ... o quepo ... o como se diga !

(589 palabras)

Para los que estamos gordos este país es como un "survivor" permanente. Siempre tenemos que estar superando pruebas para llegar a algún lado, conseguir ropa para ponernos, etc. (Rápida descripción personal: 1.75 cms de altura, 113 kgs)

Algunos ejemplos ilustrativos:

1) Omnibus nuevos de COPSA (estoy medio reiterativo con los ómnibus, ya lo se)
Los ómnibus de COPSA nuevos deben tener los asientos más angostos DEL MUNDO!!
No hay que ser Porcel ... o la Tota Santillan (ejemplo más actual asi entiende la juventud) para tener problema de entrar o no.

Con dos pizzas de más ya terminas franeleando a la pobre doña de 36 kilos sentada al lado tuyo.

Yo termino viajando parado, 6 asientos libres y yo agarradito mirando para afuera como que no los ví.
Eso no sería problema si solo fuera yo, pero no!! El otro día iba para Atlántida y había 5 personas sentadas y 12 gordos parados apretados en el pasillo !!

Cuidado, tenemos la excepción del gordo de 140 kilos que no le importa nada y se sienta con todas las ganas al lado del hippie que estaba tomando mate.
Recostadito contra la ventana se transforma en mas o menos lo que vemos a continuación:


No me digan que nunca vieron algo similar en un ómnibus ;)


2) Ropa:
Hasta hace varios meses vendían en el Geant (publicidad gratuita)unos calzoncillos marca Borth XXL que no son enormes tampoco, pero me entran al pelo.
El problema es que ya no hay más y no logro conseguir otros que me entren y tengan algún destello de sensualidad.

Todavía me quedan 3 o 4, pero un par ya tienen algún agujero que otro. Está bien que en verano esa ventilación tiene utilidad, ¿Y en invierno? ¿Qué hago?. Quiero soluciones cheee!!


(Le pongo barba y bigote y quedo IDENTICO!)


3) BOTECITOS DEL PARQUE RODO
(Y esta es verídico 100 %!)
Junto con mi señora (flaca ella) decidimos mostrarle a mi hija de 2 años como era andar en bote.
Diálogo con el vendedor de los tickets: "Peso 115 kilos, ¿me aguanta un bote junto con mi señora e hija?". "Pero por supueeeesto" (me contestó el reverendo h...)

Cuando fuimos a la orilla, me miraron y luego de 10 segundos de deliberación nos dieron un bote bastante abierto y con unos 25 cms de diferencia entre el agua y el borde del bote.

Apenas me senté pude darme cuenta que o me sentaba más al medio o íbamos a tener serios problemas de humedad.

Acomode una nalga en mi asiento, la otra sobre la separación entre un asiento y otro, tire mi cuerpo hacia encima de mi mujer cual contorsionista del circo de Moscú y en esa terrible posición me puse a pedalear.

Mi cara pasaba del "¡Mira mi amor! Que lindo el patito" (comentario a mi hija) a no decir nada y poner cara de estar siendo torturado en la prisión de Guantanamo.

Mi señora para ayudarme aun más en esta situación me decía "DISFRUTALO MI AMOOOR !" y yo solo pensaba como carajo colocarme en el botecito para no terminar como Dicaprio en el Titanic.


En definitiva es un hecho que la gordura u obesidad son un problema de salud grave y que debemos intentar solucionar. Yo con un poco de ejercicio y voluntad puedo mejorar mi situación, pero hay gente que no.
Estaría bueno que se hicieran las cosas bien para que este grupo de personas no quede tan excluido de la sociedad.

2 comentarios:

Raúl dijo...

Es así, si tenés sobrepeso (ni siquiera es necesario ser obeso), sos negro, homosexual, discapacitado motriz, discapacitado intelectual, enano, viejo, embarazada y un largo cúmulo de etcéteras, se te va a complicar absolutamente todo.
Es que como esta sociedad es tan "normal", obviamos olímpicamente a los pocos "anormales" (que vienen a ser las ecepciones que confirman la regla.
Después nos llenamos la boca, diciendo que somos unos fenómenos, super educados y cultos (ja!).
Quizás algún día nos saquemos la careta y digamos sin ningún prurito estúpido que LOS URUGUAYO DISCRIMINAMOS!!!
Un abrazo

La impuntual... dijo...

Habría que definir cuál es el parámetro que define a la persona normal, porque estoy sospechando que lo normal está dejando de ser normal.
Las personas con sobrepeso siempre exisieron, el igual que todo tipo de discapacidades o simples características determinantes de las diferentes personas. El hecho es que todo se hace pensado para un modelo que casi no existe, el de la persona física y mentalmente perfecta.
Creo que estamos en proceso, pero todavía queda muuuuuuuuuuuuucho por mejorar.

Un beso y avisá cuando empieces la dieta que te acompaño desde la distancia, aunque sea te doy apoyo moral jé!-aunque no me vendría nada mal unos 20-25 kilitos menos!

P.D: suerte que sorteaste el tema de no caer en el agua, porque a mí que no me vengan con eso de que el agua está verde debido a la alta concentración de FITOPLACTON!!!

Saludos