domingo, 29 de marzo de 2009

¡Ultimo momento! Tigre ataca a boy scout

(551 palabras (tamaño justo))

Una cortita que me pasó en la tarde del Sábado.
Pasé por el supermercado "Tata", saqué número en la fiambrería y esperé tranquilamente mi turno.
Una señora de unos 70 años sacó el número justo detrás mío.

Luego de unos segundos le señora le pregunta a la vendedora, "- ¿Tiene dulce de membrillo?"
La vendedora no la escuchó (me estaba cortando fiambre) y como yo se que hay paquetes de dulces ya cortados en una heladera al costado de la fiambrería decidí hacer mi buena obra del día.



"- Señora, en la heladera de aquí atrás tiene varios dulces ya empaquetados."

Dibujé una gran sonrisa, esperando el "¡Gracias mijo!" correspondiente, pero ...

Silencio durante 5 segundos, mirada fija de la septuagenaria y ...
"-¿ Y si quiero llevar dulce fresco?"

"- Creo que suelto no le venden señora" (Seguía haciendo esta gran acción del día)

Y de pronto ... la debacle total!!

"- No entiendo porque me da ordenes, yo no estoy hablando con usted.
Estoy hablando con la señorita."



Realmente me quede desubicado como "Chavez en congreso de sordos" , por un segundo no supe que decir, hasta que simplemente me salió:
"- perfecto, no se enoje, no quise molestarla".

En ese momento sinceramente pensé que la señora estaba medio senil, que no me quería pelear con la pobre señora, etc.
Dos jóvenes que estaban al lado mío se reían pero en voz baja (no vaya a ser que la doña se la agarrará con ellas también)

Pero bueno, la doña tenía ganas de seguirla y ya de paso me vino bien como pie para poder redondear la anécdota.

Pasaron 5 segundos de exasperante tensión en el aire cuando la simpática señora vuelve a mirarme y me dice:

"- Así estamos con estos del frente amplio. A todos les gusta dar ordenes.
Seguramente usted es frenteamplista. "

Ya me estaba empezando a calentar un poco. Le quise hacer un favor y ¡casi me denuncia por acoso!

"- ¡Usted la verdad que tiene pinta de frente amplista!"

Ahí me pasó el agua "- ¡POR FAVOR NO ME MOLESTE SEÑORA! Yo no la molestó, usted tampoco."

"!Porque ahora con estos comunistas, todos hacen lo que quieren!" (me propinó la doña)

"¡BUENO, BUENO, NO MOLESTE!. Y cuando le toqué su número pregunté a la vendedora. , ¡ahora me está atendiendo a mi!"




La vendedora me preguntó si quería algo más, le dije que no y antes de irme, simplemente le dije a la vendedora, en voz alta y mirando a la agresiva abuelita:

"¡Que tengas suerte, la vas a precisar!"

Cuando caminaba para la caja, un poco como que me sentí culpable por no haber podido mantener la calma y haberle hablado mal a la señora.

Igual sinceramente creo que la doña, se peleó conmigo, probablemente después se peleo con la de la fiambrería, con la de la caja, salió y puteo al que pide monedas en la puerta, probablemente arrancó un cartel de Mujica y lo tiró contra un centro comunal, finalmente agarró el dulce de membrillo y pintó un contenedor con la frase "Comunistas Go Home"

Por lo tanto quizás se me saltó la cadena, pero no creo que la doña me haya considerado tan importante como para escribir un post en un blog.
Cosa que si me pasó a mi ;)

3 comentarios:

La impuntual... dijo...

Otra vez primera!? Increíble!!!

Y bueno mi estimado Andrew, hay situaciones de todo tipo y la que te sucedió a tí, realmente daba motivos para escribir un post.

Disculpá la sinceridad, y sé que lo que te voy a decir no es lo "políticamente correcto" sino todo lo contrario... yo, a la dulce viejita le hubiese contestado con todo el sarcasmo del mundo... porque muchas veces se "escudan en su edad" para hacer gato y zapato con eso de que hay que respetarlas porque son gente mayor... pero para faltar el respeto a los demás y hostigar con sus caprichos, sus sistemas nerviosos están intactos.
Saludos estimado amigo...

Raúl dijo...

Es espantoso cuando eso pasa.
Sobre todo porque uno no sabe para donde arrancar.
Ahora, a la vieja también le estaba sobrando tiempo y faltando problemas (además de faltarle unas cuántas butacas en su sala ¿no?).
Llamame discriminador si querés, pero debería haber espacios para los que trancan y otro para los que van apurados.
Así nos evitamos estos dramas y las viejas que van a conversar al super, porque no tienen con quién hacerlo, disfrutan tranqui.
Por otra parte, me resulta maravilloso el modo con el que aplican la función: "JOVEN=FRENTISTA=MALO"
Un abrazo.

Andrés Rodriguez (ElAndrew) dijo...

Che los seguidores del blog tienen pocas ganas de comentar ;) (porque entradas al blog hay muchas) asique saludoa a mis fieles comentaristas.

joven = frentista = malo es un razonamiento correcto, solo que yo a esta altura ya no me identifico con ninguno de los 3 ;)
jejejejje, mentira, hay malos en todos lados !!!!